Entre el mundo germánico y latino, Alsacia despliega para tus vacaciones un mosaico de colinas, montañas y llanuras, jalonado de castillos, viñedos y pueblos típicos.

Lugares llenos de historia

Alsacia está integrada en el movimiento de una Europa abierta al mundo. Cuenta con numerosas ciudades con carácter, algunas de las cuales han sido catalogadas entre las más bellas de Francia y han sabido conservar una identidad fuerte basada en el arte de vivir. En Estrasburgo, no te puedes perder la célebre Catedral de Notre-Dame, las orillas del río Ill y el barrio de la Pequeña Francia. Colmar también promete una estancia única, desde el magnífico Museo de Unterlinden al encanto pintoresco de la Pequeña Venecia. Por su parte, Mulhouse ofrece unas estancias emocionantes entre el Museo Nacional del Automóvil, la Ciudad del Tren y el Parque Zoológico y Botánico. Alsacia narra toda su historia, del Museo Vauban al Memorial de Alsacia-Moselle, pasando por el Castillo del Alto-Koenigsbourg, el Castillo del Hohlandsbourg y el Monasterio del Monte Sainte-Odile.

Especialidades gastronómicas

La región cuenta con muchas deliciosas especialidades gastronómicas. Para empezar, no te puedes perder el baeckeofe. Es un plato tradicional cuya cocción dura un día entero. Lleva rebanadas de papas y cebollas así que cubos de cordero, ternera y cerdo previamente marinados en vino blanco de Aslacia. La flammekueche es otro plato típico delicioso. Es una tarta flambeada con una masa fina de pan que lleva tradicionalmente cebolla cruda, panceta y nata fresca. En fin, la choucroute es una preparación culinaria de col fermentado con forma hilada que acompaña carne de cerdo, salchichas y embutidos. De postre, tienes que probar el pain d’épices, delicioso pan hecho con miel, anís y jengibre, y el kouglof, rico bizcocho en forma de montaña. La Ruta de los vinos de Alsacia o el Museo del Viñedo y de los Vinos de Alsacia revelan los secretos y los sabores de las uvas sylvaner, pinot blanco, negro o gris, riesling y gewurztraminer…

Profusión de acontecimientos

El saber hacer gastronómico y las tradiciones artesanales de Alsacia se destacan en las numerosas ferias: Feria de los vinos de Alsacia, Feria de Mulhouse o la Feria europea de Estrasburgo. Esta profusión de acontecimientos termina a lo grande con el Mercado de Navidad de Estrasburgo. Así, durante el periodo del Adviento, la magia de la Navidad se apodera de toda Alsacia, bajo la batuta de San Nicolás. Para los aficionados a las artes y la cultura, eventos como el Festival Internacional de Colmar, Léz’arts scéniques o Pisteurs d’étoiles les harán vibrar. Alsacia también es ideal para realizar excursiones en familia: el Bioscope, la Volerie des Aigles o la Montaña de los Monos les gustan tanto a los grandes como a los pequeños.

Fuente: France.fr

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *