Se viene a Normandía por su clima suave, sus vacas y sus campanarios. Podrás admirar también los acantilados, quedarte sin palabras en Mont-Saint-Michel, recorrer las playas del Desembarco de la Segunda Guerra Mundial o seguir las huellas de Guillermo el Conquistador.

Lo esencial de tu viaje a Normandía

Entre Sainte-Marie du Mont y Ouistreham, hay cinco playas donde tuvo lugar el desembarco de los Aliados el 6 de junio de 1944, que permitió liberar Francia y acabar la Segunda Guerra Mundial. En Bayeux se encuentra un bordado de 70 metros de largo que representa la batalla de Hastings, que permitió a Guillermo el Conquistador, Duque de Normandía, invadir Inglaterra en 1066. Esa tapicería es considerada una obra maestra del arte románico… Cada año en Deauville toma lugar el Festival de Cine americano. Puedes recorrer las famosas Planches, 643 metros de tablas de madera, y ver los nombres de las estrellas más famosas a lo largo de las cabinas de playa Art Deco. ¡Como en Hollywood! En fin, no te puedes perder el Mont Saint Michel, castillo fantástico aislado por las mareas en su isla.

Cuna del impresionismo

Es imposible visitar Normandía sin seguir los pasos de Claude Monet, figura del Impresionismo, que pasó todo el invierno de 1868 en el puerto de Etretat, donde regresó muchas veces. Las luces cambiantes y los panoramas en los vertiginosos acantilados de tiza blanca inspiraron a los pintores. Pero fue en Le Havre donde Claude Monet pintó «Impresión, sol naciente» que dio su nombre al movimiento. Construido frente al mar, el Museo de Arte Moderno André Malraux – MuMa en Le Havre refleja esta ebullición artística. Se puede completar con una visita al hermoso museo de la fortaleza del castillo en el puerto de Dieppe, donde nació el baño en el mar en Francia: el impresionismo está bien representado con obras de Pissaro o Boudin.

Especialidades gastronomicas

No hay buenos quesos y cremas sin buenas vacas normandas, una raza reconocida por la calidad de su leche. Los quesos normandos se distinguen por su sabor, empezando por el camembert, que nació en el pueblo del mismo nombre. Desde su promoción por Napoleón III, que lo adoraba, su éxito no ha decaído. De hecho, los Normandos fueron los primeros a reemplazar el uso de manteca de cerdo por mantequilla durante el Renacimiento. En bebidas, no podemos olvidar la cidra, jugo de manzana fermentado, y el calvados, aguardiente de la cidra. El trou normand es un shot de calvados tomado de un solo trago a la mitad de la comida para levantar el apetito. Las tripas a la estilo de Caen se hacen con los cuatro estómagos de la vaca y pies deshuesados, cocidos a fuego lento con hortalizas y calvados. En Normandía también se comen muchos ostiones, mejillones y vieiras, ya que es la primera región productora de Francia. La teurgoule es un postre típico de Normandía desde el siglo XVII, es hecho con el arroz y la canela que los Corsarios Normandos robaban a los Españoles…

Fuente: France.fr

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *